A Rapa das Bestas

Julio 1, 2017 en España, Fiestas Tradicionales, Galicia, Península ibérica

El motivo de tratar en nuestra nave la Rapa das Bestas es por el concepto ritual y folclórico que tiene como festividad dentro del marco de celebraciones anuales de la Península Ibérica.

Esta celebración, declarada de Interés Turístico Internacional (en 2007), congrega anualmente a miles de personas en torno a las diferentes poblaciones (casi por toda Galicia) que celebran este extraño ritual de pelar a las “bestas”.

Existen petroglifos en las proximidades de Sabucedo (el curro más conocido de todos los que se celebran) que datan de XVIII-VIII a. C. y ya por esa época dan cuenta de la existencia de ganado equino en la zona. En las piedras aparecen figuras antropomorfas en una suerte de “intento de doma” que sería algo similar a lo que sigue sucediendo en la actualidad.

¿Pero por qué comenzó la celebración de La Rapa das Bestas? Cuenta la leyenda en Sabucedo que dos hermanas, posiblemente entre los siglos XVI y XVII, se encomendaron a su patrón (San Lorenzo), en una plegaria para sobrevivir a una peste que asolaba la región; las piadosas mujeres ofrecieron a cambio de librarse de tal calamidad unas yeguas de su propiedad…

Sea como fuere, hasta el siglo XXI ha llegado este rito ancestral y no exento de polémica ya que implica el trato de animales “silvestres” por parte de los humanos, y no nos engañemos, aquí la maña y la fuerza se complementan para llevar a cabo la labor de rapar, sanear y marcar para controlar a los animales durante el resto de la temporada.

Como en todo ejercicio que incluye prácticas delicadas ésta no se salva de percances y accidentes, que suelen centrarse más en los caballos que en las personas, pero no nos confiemos… en un ruedo con decenas de animales nerviosos, ningún ser, ni bípedo ni cuadrúpedo está a salvo de un mordisco, coz, codazo, patada o empujón.

Dicho esto y con ciertos sentimientos encontrados os dejamos unos datos de interés y la galería de fotos, por si queréis conocer más a fondo este curioso ritual de nuestra siempre sorprendente Galicia.

  • Cada año en Sabucedo (el primer fin de semana de Julio) se celebra su famosa Rapa das Bestas, que da cita a más de medio millar de caballos reunidos en unas 14 manadas distintas, que durante el resto del año pastan libres por los montes de la zona.
  • A las hembras (yeguas) se las conoce como bestas, y a los machos como garañones.
  • Lo que es tradicionalmente conocido como la Rapa, es solo uno más de los procesos de este ritual, que comienza con la guiada de los animales hasta el pueblo para, una vez dentro del ruedo, cortarle la crin, la cola, desaparasitarlos y marcarlos con un chip de identificación.
  • Las personas encargadas de estas labores se llaman aloitadores, y también hay alguna que otra aloitadora. Los rangos de edad son muy diversos, reservando los potrillos para los inexpertos y los niños. (Para los chavales es, en gran medida, un rito de iniciación a la vida adulta).
  • En Sabucedo, a diferencia de otros curros, los aloitadores se sirven solo de sus manos para reducir a los animales. En otros pueblos se utilizan sogas, palos u otros sistemas.
  • Al contrario de lo que pueda parecer, no se rapan todos los caballos del pueblo, solo los que “pertenecen al Santo”, es decir, los que vagan sin dueño libremente por los parajes cercanos, excluyendo así a los de propiedad privada.

Fases de la rapa por parte de los aloitadores (rapadasbestas.gal) 2 aloitadores van a la cabeza y uno al rabo.

1- El primero de los aloitadores que va a la cabeza debe ser el que salta encima del caballo y cabalga sobe él.

2- Poco después, el segundo de la cabeza acude en su ayuda. Cuando éste llega y se engancha sobre las crines delanteras, el que está subido en el équido debe bajarse.

3- Al mismo tiempo el aloitador que va al rabo debe hacer una serie de movimientos para intentar desequilibrar al animal.

 

Galería de imágenes del curro vespertino de 2016: