Nevada Castilla II

Febrero 26, 2015 en Castilla y León, España, Península ibérica

_47B3260

Tras reponer fuerzas en la mesa, nos dirigíamos hacia nuestro siguiente destino pero algo nos llevó a detenernos antes, en Hacinas, un curiosísimo pueblo en el que aprovecharon las rocas para sus construcciones, para un campanario, y para edificar un castillo, aparentemente del s.IX, aunque hoy en día no queda nada más que un par de tumbas labradas en la piedra.

Pero sin duda por lo que destaca el pueblo es porque está repleto de árboles fósiles de millones de años. Hay varios ubicados en distintas partes del mismo, y es admirable, cómo después de tanto tiempo, sufriendo las inclemencias meteorológicas, se sigan encontrando en tan buen estado de conservación.

_47B3809

El día da mucho de sí si se planea debidamente, y en este caso nuestro amigo Silverio parecía ser amo y señor del tiempo, así que nos dirigimos a la que para nosotros iba a ser una parada obligatoria, el Monasterio de Santo Domingo de Silos.

Como decíamos antes, nada está hecho porque sí. El suelo que pisamos ya fue habitado en época visigoda, y sobre él, se levantó lo que hoy visitamos, que empezó a construirse a mediados del siglo XI.

El claustro es una obra de arte que merece un estudio aparte, y no nos detendremos en ello. Basta con reseñar la maravillosa maestría del artista o artistas, por encima de todo, en los capiteles de las columnas. Toda una proeza del románico, que siempre ha permanecido en el inconsciente colectivo relegado a un segundo plano, a la sombra del arte andalusí, y tantas veces despreciando el arte castellano del que deberíamos de estar tan orgullosos.

_47B3846-2

La iglesia contigua al claustro nos guardaba sorpresas, al menos para nosotros dos. Pese a que la importancia del propio templo es bastante relativa (destacable es que Ventura Rodríguez fuera el encargado de reformarla), pero la fallida cúpula, o no-cúpula mejor dicho, escondía un secreto, la portada de uno de nuestro discos de cabecera cuando viajamos, un disco que habremos escuchado cientos de veces. “Ø” lleva por título, y no es otro que el primer disco de nuestro particular guía. Allí fue donde se grabó. No es mal sitio para grabar un disco. Nosotros pudimos comprobar la asombrosa acústica en la voz de Silverio, y podemos decir que impresiona, sobrecoge.

La luz de la tarde caía y nos acercábamos a nuestra última parada del día, un precioso pueblo de la comarca del Arlanza. Covarrubias.
Allí vimos sus casas típicas, viejas casas castellanas, y tras un breve paseo por el pueblo, tras contemplar el rosetón de la Colegia de San Cosme y San Damián, a Kristina de Håkonsdatter, el torreón de Doña Urraca… y de llevarnos algún que otro culetazo por las heladas calles, dimos por finalizada una mágica jornada.

_47B4069

¡Lo que da de sí un día! Y las cosas que tiene esta pequeña comarca (apenas nos alejamos 20km entre los puntos). Y aun así quedan en el tintero tantas y tantas de nuestras queridas antigüedades, como Quintanilla de las Viñas o San Pedro de Arlanza, o la fuerza de la naturaleza en los cercanos lagos glaciares.

Si nos queda algo claro, es que cada día nos maravillamos más recorriendo nuestra querida Iberia, de la belleza implícita de la naturaleza, del sudor y esfuerzo de nuestros antepasados y sus sitios sagrados, y la importancia vital de conservarlos.

Y en este caso, por encima de todo, la persona. Esta vez no éramos nosotros los guías virtuales para descubrir ese patrimonio que debemos mantener, sino nuestro querido amigo, el que nos lo mostraba a nosotros.

Porque es su mundo, y eso se vive y se siente.

_47B3824