Los pilares de la FE

octubre 21, 2013 en España, Madrid, Península ibérica

En esta excursión nos quedamos cerca. Tan cerca que es desconocida para gran mayoría de mortales. A 20 kilómetros del centro de Madrid, se encuentra Mejorada del Campo.
Aunque de orígenes paleolíticos, ni la Historia, ni el turismo como tal nos llevan a tal paraje, si no el esfuerzo, la dedicación, los sueños… una historia increíble. La del sueño de un hombre y la construcción de una obra de dimensiones Bíblicas.
A pesar de que el ayuntamiento quiera demolerla, y que seguramente lo harán a la muerte de Don Justo, mal que les pese, y a pesar de que sus vecinos le tachen de loco, si hay algo que atrae la atención a todo tipo de gentes, esa es LA CATEDRAL.
Vista exterior de la Catedral
La catedral de Don Justo, ya que éste lleva desde 1961 edificando con el sudor de su frente y la perplejidad de todo un pueblo y en general un mundo diferente al suyo, que no entiende de fe, si no de locura. Para ellos, un loco con una catedral de chatarra; para nosotros, un idealista que tuvo un sueño
, posiblemente el más alto de todos, que es dejar su vida, su tiempo y su dinero, toda su existencia en pos de una idea, lo que él consideraba una necesidad, demostrar su agradecimiento a la Virgen y consagrar su vida a la construcción de esta inmensa obra.
Cripta
No hace falta ser católico, ni tan siquiera religioso o espiritual, para admirarlo, sentirse menudo en esta inmensa catedral, que don Justo quiso dotar con magnificencia, claustro y cripta incluidos. Ciertamente al pasear por su esqueleto en casi completa soledad, en silencio, no deja indiferente a nadie, por la concepción, lo rudimentario o ingenioso de los detalles, la sencillez y el amor que se respira por cada junta o ladrillo que observamos.
Nave lateral
Sobrecoge el alma darse cuenta de que hay algo tan poderoso dentro de nosotros, algo que ni siquiera comprendemos, como para emprender tamaña empresa.
Hasta hace menos de 10 años, don Justo ha trabajado sólo, consiguiendo los materiales que las constructoras desechaban, o comprando con el dinero que aportaban algunos donantes. Desde entonces, y sobre todo a raíz del anuncio de Aquarius, algunas personas empezaron a ayudarle como voluntarios, creando una pequeña red de colaboraciones que permite ir avanzando en las labores de construcción del templo.
Hoy día, con 88 años, dudábamos de su salud, y por supuesto no creíamos que estaría trabajando. Pero para Justo, el trabajo acabará el día en que pase al más allá. Y para nuestra grata sorpresa allí estaba, pico y pala, haciendo zanjas, y quitando malas hierbas, agachándose e irguiéndose con una agilidad y una dedicación que a uno le conmueve y le deja con la boca abierta.
Con su misma ropa, su mono azul, su bufanda y su gorro rojos. Cada día. Desde que sale, hasta que se oculta el sol. Parando únicamente para comer una barra de pan, calentándose con un poco de leña cuando aprieta el frío. Como ayer. Como mañana.
Vista desde el edificio anexo

 

Vista de la nave desde el piso superior
Con la única ayuda de las donaciones particulares y la ayuda voluntaria. Pero con algo muy importante en esta vida. La fe en lo que se hace. La fe en que se hace lo correcto.

A contracorriente.
Don Justo Gallego
Datos para efectuar donaciones a D. Justo:
BBIC número de Caja Madrid: CAHMESMMXXX
IBAN number: ES56 2038-2814-55-3001190368.
Cuenta bancaria a nombre de : Justo Gallego Martínez
Caja Madrid  2038-2814-55-300119030068
Ave. de Andalucia 3, Mejorada del Campo
28840 Madrid (España)